Blog

Blog IPPPA

Te contamos todas las noticias y novedades en el ámbito de protección animal.

Blog IPPPA

Te contamos todas las noticias y novedades en el ámbito de protección animal.

<< volver al listado

UN ESFUERZO MÁS PARA LA CONSERVACIÓN: GALÁPAGOS YA CUENTA CON UNA ORDENANZA PAR LA FAUNA URBANA

*Hablar de Galápagos es hablar de la naturaleza en su estado más puro. Conocidas como las ¨islas encantadas¨, poseen la segunda reserva marina más grande del planeta, sumado a su flora y fauna, que la convierte en un lugar único en el mundo y que capta gran reconocimiento a nivel internacional. Conformada por 7 islas grandes,
14 islas pequeñas y 107 rocas e islotes, alberga una población de 22.000 habitantes y recibe 200.000 turistas cada año, aunque esto último se ha visto alterado por la crisis sanitaria.

Pero hablar de Galápagos también es hablar de comunidad. El ejercicio de la convivencia entre personas y la diversidad de las islas impone un reto constante en el desarrollo e implementación de políticas públicas efectivas para la conservación, las que resulten en un real beneficio para la ciudadanía y en la preservación del ecosistema. La isla San Cristóbal, puerto principal de la provincia, tiene una población de aproximadamente 8.000 habitantes, muchos de los cuales conviven con animales de familia, concretamente con perros y gatos. 

La convivencia entre esta fauna urbana, inherente a las comunidades humanas en todo el mundo, y la fauna endémica única de las islas Galápagos, plantea un desafío sin precedente y que no puede arreglarse con medidas simples y basadas en la aritmética de población, como las crueles estrategias de matanzas de animales de familia o la simple esterilización para evitar reproducciones: es necesario un cocktail de medidas que solo una ordenanza podría ordenar y sistematizar, incluyendo educación, participación, programas de control espacial de los animales de familia, una prohibición estricta de la compra y venta o la esterilización obligatoria, entre otras muchas medidas. 

El pasado 10 de junio se aprobó por unanimidad la ordenanza para el tratamiento responsable de la fauna urbana en el cantón. Dentro de una sesión oficial, el Alcalde Henry Cobos, en consenso con el Concejo de Gobierno Autónomo Descentralizado, marcaron un antes y un después en la promoción de la convivencia responsable entre la población humana y los animales en la isla San Cristóbal.

*El Alcalde Henry Cobos y el Director Leonardo Anselmi en la firma del convenio entre el GAD Municipal de San Cristóbal y la Fundación Franz Weber.

¿Cómo se construyó la ordenanza para la fauna urbana de San Cristóbal?

Ya en el año 2012 se propuso una ordenanza para el control de la fauna urbana. Sin embargo, fue derogada ese mismo año, por lo que la isla no ha contado con regulaciones marcadas por parte del gobierno local hasta la actualidad. Cabe mencionar que el Código Orgánico de Ambiente COAM, establece para todas las provincias del Ecuador, que la fauna urbana será responsabilidad de los GAD Municipales. Galápagos es una provincia con régimen especial pero con la competencia para asumir esta acción, que se ha visto impulsada por la propia ciudadanía.

El trabajo por la ordenanza de la fauna urbana de la capital de la provincia de Galápagos comenzó en agosto del 2019 y fue motivado en gran medida por la Fundación Franz Weber que comenzó una misión permanente con una delegación que se trasladó a las islas para trabajar en ese fin. 

La estructura base del documento para la normativa fue facilitado por la Fundación Protección Animal Ecuador (PAE) y a esta acción conjunta, se fueron sumando otras instituciones tanto públicas como civiles, para contribuir con sus aportes en la modelación final del documento. La pandemia tuvo un impacto negativo también en la tramitación de esta política pública, el retraso por la crisis sanitaria impidió que el tema sea retomado sino hasta el presente año con su reciente aprobación.

En datos recogidos en el 2019 por la Fundación Franz Weber tras entrevistar a 400 familias residentes en San Cristóbal, se encontró en sus hogares la presencia de 1137 animales, entre domésticos y de compañía, de los cuales el 72% eran perros y gatos. Este levantamiento de información aleatorio, además constató que, en nivel de importancia para las personas encuestadas, los perros y gatos ocupan el segundo lugar luego de las especies endémicas. El 100% de la población entrevistada indicó que sería muy importante que el cantón cuente con una ley de control y protección para sus animales de convivencia.

 

*Zonas urbanas de San Cristóbal donde se pueden apreciar perros y gatos sin supervisión.

Durante los últimos años, Galápagos ha contado con regulaciones en aras de la conservación, establecidas por el Consejo de Gobierno de Régimen Especial y la Agencia de Regulación y Control de la Biodiversidad y la Cuarentena para Galápagos. No obstante, la ausencia de una ordenanza por parte del ente local era muy necesaria y en buena hora, hoy dirige este esfuerzo mancomunado para proteger la diversidad del Archipiélago.

*Registro de perros de familia en la provincia, dispuesto por el Ministerio de Ambiente y ejecutado por la ABG (Link con desarrollo de la noticia). La actual ordenanza del cantón reconoce también a los gatos de familia, por lo cual serán registrados e identificados con chip.

¿Cómo se expresa la ciudadanía respecto a la ordenanza para la fauna urbana de San Cristóbal?

Que no haya habido un marco legal de reconocimiento de los perros y gatos en San Cristóbal, no indica que estos animales hayan pasado desapercibidos por la ciudadanía. De hecho, ocurre todo lo contrario. Los perros y gatos están muy vinculados afectivamente a las personas y muchos han sido parte de las familias por años de generación en generación. 

La falta de un marco legal para esta realidad se ha traducido en grandes carencias para la comunidad humano animal en recursos básicos como: contar con asistencia veterinaria de manera regular y en casos de emergencias, el acceso a esterilización, la opción a zonas de paseo canino, la educación permanente en conocimientos prácticos que faciliten la vida junto a perros y gatos, comprender los peligros que representan para el ecosistema de las islas promover o participar del comercio animal, entre otros.

 

*Jornada educativa. En una salida de campo los chicos y chicas de San Cristóbal interactúan con la comunidad.

La ciudadanía tiene interés en desarrollar una convivencia responsable con los animales. Algunas agrupaciones locales realizan actividades de rescate y fomento de la adopción a través de redes sociales. Así mismo en el 2021, desde una acción civil se recogieron 300 firmas que fueron enviadas al GAD de San Cristóbal con una sola petición: ̈ Queremos la ordenanza de fauna urbana ̈.

*Agrupación civil por la protección animal en Galápagos, recoge y difunde casos de Isabela, Santa Cruz y San Cristóbal.

Los problemas de no haber contado con regulaciones para la fauna urbana en las últimas décadas

A través de medios tradicionales y redes sociales, durante los últimos años se ha podido conocer sobre problemas en la convivencia de especies endémicas y animales de compañía, distintos casos de maltrato animal hacia perros y gatos ocurridos en la provincia de Galápagos, así como el llamamiento de atención a las autoridades a ejercer un control técnico y ético sobre la fauna urbana. Ante la falta de una política de cuidado hacia los animales, muchas veces los hechos crueles hacia ellos terminan ocurriendo de forma no intencionada y en la cotidianidad.

   

*Perros amarrados y en muy malas condiciones en la Parte Alta del cantón San Cristóbal.

Las regulaciones hechas por las instituciones públicas a cargo de la conservación de la diversidad de la isla y el control de especies introducidas, no ha logrado eliminar los riesgos que por muchos años han existido como producto de la falta de educación en la comunidad sobre las adecuadas normas de convivencia con perros y gatos dado el contexto.

                     *19/05/ 2018 (Link de la noticia)                               

La ciudadanía del cantón San Cristóbal espera atenta la publicación de la ordenanza para poder conocer toda la información dispuesta en la misma. El GAD Municipal por su parte, ha anunciado que comenzará de inmediato la socialización del documento en toda la comunidad a través de charlas y actividades donde organizaciones de la sociedad civil también participarán.

*Durante la aprobación de la ordenanza de fauna urbana el 10 de junio del 2021.

¨Me encantaría revisarla (refiriéndose a la ordenanza), en sí el principal problema que veo es la falta de fiscalización. No sirve de nada si el municipio no la ejerce, lo mismo pasa con las demás ordenanzas… El municipio depende de las denuncias, no hay un departamento o funcionarios que se encarguen de hacer cumplir las leyes, y nadie denuncia porque nadie quiere pelearse con su vecino”. 

Me encanta saber que se aprobó, me acuerdo que firmé la petición y hoy vi de todo… una gata con una lagartija en la boca y un perro haciendo sus necesidades en la vereda… y me calmé con la ordenanza, pero si no se ejerce queda en papel. Parafraseando a Fernando Carrión: <<los planes libro, para la colección de la biblioteca>>¨. Paulina Pesantez, residente de San Cristóbal.

Entre los temas más importantes la nueva ordenanza establece: la prohibición del comercio animal, es decir, ratifica que todas las transacciones comerciales por perros y gatos quedan totalmente denegadas. La esterilización de animales de familia será obligatoria, por lo cual, todas las familias que tienen perros y gatos, sin importar su sexo o edad, deberán aprovechar las campañas de esterilización dispuestas en la isla con el fin de controlar la densidad poblacional de animales de la fauna urbana en los siguientes años. 

“Para mi es un gran logro para San Cristóbal, yo que he vivido toda mi vida aquí y he visto cómo se ha tratado estos temas, cada vez ha sido peor la situación en cuanto a la cantidad de mascotas entre comillas “animales domésticos” que se han visto en las calles, en las playas, en partes que incluso recién hace un par de días lo vi, cuatro perros en la playa de Punta Carola cuando no debería pasar. Entonces esto ha sido como un impacto bien fuerte a las especies endémicas y nativas, por el hecho de que hay otro tipo de comportamiento. Esos son animales que no están acostumbrados a estar el uno con el otro y el problema principal ha sido la falta de consciencia con la gente local que no tiene la idea de qué hay este conflicto entre los animales y tienen esa idea y poco romántica de tener la mascota o perro bonito, pero no hay una consciencia de cómo los deben cuidar en este lugar. 

Incluso no solo por las especies endémicas sino por las mismas mascotas que están sueltas, descuidadas o a veces las tiene también amarradas, no me parece que esté bien, todo el día encerradas en una  cárcel por poco. Entonces, yo creo que si está ordenanza se la aplica, si se hace una aplicación como debe ser con multas, con controles y también de la mano de la educación, vamos a poder realmente tener un buen manejo de fauna urbana y nos programas de esterilización que tienen que ser permanentes y que se apliquen las multas más que nada. Yo sé que es difícil a veces, pero es una oportunidad clave para aplicar multas y educar a la gente a la vez, que entiendan que no está bien recibir a los perritos desde otras partes, que por poco se mueren el barco solo por el afán de tenerlos y luego ni cuidarlos”. Iván Vázquez, residente de San Cristóbal.

Los gatos también serán registrados e identificados con chip. Este reconocimiento responde a las familias que conviven con gatos, aunque sea en un porcentaje menor que aquellas que conviven con perros. Los gatos domesticados han sido parte de las vidas de los habitantes de la isla por décadas y por tanto, presencia como interacción, será debidamente regulada. Así mismo se establecen qué zonas serán aptas para la presencia e interacción con perros y gatos, dejando muelles, playas y el malecón estrictamente para las especies endémicas que regularmente se encuentran allí.

La educación a la comunidad sobre convivencia responsable con animales también es un aspecto clave en la ordenanza, pues a través de este enfoque busca la cooperación por parte de las y los habitantes de la isla para obtener así el máximo beneficio posible de la nueva política pública para la fauna urbana.

Equipo del IPPPA

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on print
Print
Share on email
Email

Más noticias

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

IPPPA

El IPPPA, Instituto para las Políticas Públicas de Protección Animal, es un organismo educativo destinado a ofrecer y proporcionar a las administraciones públicas formación en materia de protección animal.

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con tus preferencias, en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideraremos que aceptas su uso. Puede configurar o rechazar la utilización de cookies u obtener más información. Más información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, elaborar información estadística y analizar sus hábitos de navegación. La utilización de cookies nos permite personalizar el contenido que ofrecemos y mostrarle publicidad relacionada con sus intereses. Al clicar en “Aceptar todo” acepta el uso de todas las cookies. También puede rechazar todas las cookies al clicar en “Rechazar todo”, configurar las cookies que desea instalar o rechazar al clicar en “Configuración”, y obtener información más detallada sobre el uso de las cookies al clicar en “+ información”.

Cerrar